La “Croqueta” de Andrés Iniesta

septiembre 15, 2012 in Blog de Lovingfutbol

Que Andrés Iniesta es un futbolista excepcional y diferente, no hay lugar a dudas. Desde el Mundial de Sudáfrica 2010, y su histórico gol con España en los últimos minutos de la prórroga de la final ante Holanda, su juego exquisito, vertical e impredecible ha sido analizado y ensalzado tanto por los expertos del deporte rey como por el aficionado en general.

El galardón como mejor futbolista europeo de la pasada temporada 2011-2012 lo ha situado en la órbita de los grandes, y más considerando con quién se jugaba los cuartos, precisamente con Messi y Cristiano Ronaldo, dos históricos del fútbol por goles, juego y récords.

Es complicado encorsetar a Iniesta. Su magia nace de su comodidad en la fluctuación, de su búsqueda de la conexión con sus compañeros. Es impredecible y espontáneo, deja que su talento le guíe, y precisamente la espontaneidad de su juego es lo que le hace grande. Su gran virtud es no tener una posición fija y saber sacar partido a su facilidad para desenvolverse en varias posiciones.

Precisamente de su inteligencia para saber combinar verticalidad, espontaneidad y movilidad nace “la croqueta”, su jugada preferida para desbordar. Inspirado en uno de sus “maestros”, el danés Michael Laudrup, la croqueta es uno de los regates más efectivos y elegantes que existen en el fútbol, pues con un simple cambio de balón de una pierna a otra, se puede conseguir un regate rápido y preciso en carrera, e incluso conseguir regatear hasta dos jugadores al mismo tiempo. Su nombre se inspira en el cambio de mano del cocinero a la hora de dar forma a este estupendo manjar.

El regate de la croqueta es a priori sencillo de ejecución, pues se basa simplemente en cambiar el balón de una pierna a otra, normalmente de la pierna “buena” a la “no tan buena”. Pero su dificultad estriba en saber ejecutar correctamente el engaño al defensor: con un giro de cintura se le indica un camino de salida para salir por el contrario, y ello en plena velocidad vertical. La clave está en la velocidad de ejecución del cambio de pierna, no la velocidad de la carrera en sí.

“La croqueta” puede parecer un movimiento sencillo de ejecutar, pero como todo en el fútbol, aprender a hacer la croqueta requiere mucha práctica para que su ejecución sea perfecta, y sobre todo mucho talento para poder salir airoso de la situación.

Aquí os dejo estas imágenes para poder disfrutar de Iniesta, Laudrup y su regate de “la croqueta”.

Sergio Barona