La buena gestión del fútbol alemán

marzo 5, 2012 in Blog de Lovingfutbol

Ya hemos comentado en más de una ocasión que hablar de la Liga española como la mejor Liga del mundo, o como la “Liga de las estrellas”, nos produce cierto sonrojo. Que Real Madrid y FC Barcelona terminen la competición a 30 puntos del tercer clasificado, nos acerca a la Scottish Premier League y ratifica nuestro rubor . Que el principal motivo se encuentra en el reparto de derechos televisivos, al recibir los equipos de “la otra Liga” un tercio de lo que perciben los dos grandes, es un hecho. Pero no es el único motivo. Si hablamos de una buena gestión en la organización de un deporte como el fútbol, deberíamos echar un vistazo a Alemania.

La Bundesliga alemana ha ido progresivamente escalando puestos en el ranking de buenos gestores entre las cuatro grandes Ligas europeas, y no es descabellado afirmar que hoy en día, ha superado a la Liga española y a la Serie A italiana en este asunto., estando muy cerca de igualar en espectáculo y competitividad a la Premier League inglesa. La selección alemana se encuentra casi siempre entre las cuatro últimas en las grandes competiciones, Mundiales y Eurocopas, siendo muchas veces finalista o vencedora. Su campeonato está compuesto de sólo 18 equipos. Es decir, que allí son sólo 34 jornadas de Liga, contra 38 en las demás cuatro competiciones de la regularidad. Juegan sus Copas a partido único, como los demás, a excepción de España, que con 20 equipos (es decir 38 jornadas de liga) sigue jugando la Copa del Rey a doble partido. Un error en vista a proteger la selección nacional. El calendario alemán sin embargo protege claramente los intereses de sus clubes y de su equipo nacional.

Aunque en las últimas diez temporadas el Bayern de Múnich haya terminado seis veces en el primer puesto, en las otras cuatro ocasiones fueron cuatro equipos distintos los ganadores, y en las ocasiones en que los bávaros levantaron el trofeo, la máxima diferencia en relación al segundo fue de 16 puntos, en la temporada 2002-2003. En los últimos años es notable la subida de nivel de su liga, donde por lo menos la tercera parte de sus 18 equipos tiene condiciones de disputar el campeonato hasta el final. En la temporada 2009/2010 el Bayern de Múnich fue el equipo que más dinero recibió por los derechos televisivos nacionales, que son negociados de manera colectiva: recibió 28 millones de euros, de un total de 362 millones, mientras que el último de la lista fue el Hoffenheim, recibió 13 millones; es decir, la diferencia entre el primero y el último fue de tan solo 15 millones. Pero no es solo en la materia de los derechos televisivos que la Bundesliga va por delante de las demás, sino que es también la competición que tiene la media más grande de patrocinio en equipaciones: 6,26 millones en la temporada 2009/2010, mientras que en España la media fue de 2,64 millones. Actualmente es la Bundesliga quien mejor gestiona los ingresos comerciales potenciales (779 MM€), seguida de la Premier (560 MM€), apareciendo en tercer lugar la Liga española (476 MM€) por encima de la Serie A (405 MM€) y cerrando la lista la Ligue 1 francesa (327 MM€).

Respecto el reparto de los derechos televisivos, en Alemania el acuerdo es global, y el dinero se reparte en función de los resultados de las Ligas anteriores y el número de partidos televisados de esa campaña. Es decir, el 50% de los derechos se reparte de forma equitativa entre todos los clubes; el 25% en función de la clasificación, evaluando las cuatro últimas cuatro temporadas, y el otro 25% por la clasificación de partidos televisados, es decir, por los pinchazos, al no haber emisión de partidos en abierto.

De la organización del Mundial 2006, el fútbol alemán supo sacar máximo provecho, apostando muy claramente por convertir sus Estadios y Clubes en máquinas generadoras de ingresos. Nos equivocamos si pensamos que Real Madrid y Barcelona son los equipos que mayor número de personas llevan a los Estadios. Son segundo (Barcelona) y cuarto (Madrid). En medio de los dos, el Manchester United. Y por encima de todos ellos, el Borussia de Dortmund, con una afluencia media de 70.000 espectadores por partido. Alemanes e ingleses superan en afluencia a españoles con equipos que no consideramos grandes como Colonia, Hannover o Newcastle. Todos ellos tienen más público que los clubes españoles que no son Barça ni Madrid. También lo hacen equipos de otras Ligas menos potentes como Ajax, Rangers o Benfica.

La Bundesliga es el líder de los estadios llenos, con 12 clubes con asistencias superiores a los 40.000 espectadores. El éxito alemán está en su receta: precios accesibles, reducidos para los bolsillos menos pudientes, estadios bien acondicionados, las aficiones viajan porque las distancias son cortas, horarios familiares (15.30 horas el sábado), y además no hay violencia en la grada.

¿Tomaremos nota en España algún día? Por lo visto, de momento no interesa.

Sergio-Lovingfutbol