liverpool

Avatar of Lovingfutbol

Caso Luis Suárez-Evra: ocho partidos y multa

diciembre 20, 2011 in Noticias Fútbol de Lovingfutbol

La Federación de Fútbol inglesa (FA) ha sancionado con ocho partidos y una multa de 48.000 libras al delantero uruguayo del Liverpool Luis Suárez tras considerar probada su mala conducta hacia el jugador Patrice Evra.

Suárez estaba acusado de realizar comentarios racistas hacia Evra, jugador de raza negra del Manchester United, durante un partido jugado en Anfield el 15 de octubre entre el Manchester United y el Liverpool. Consideran probado que Suárez utilizó “palabras insultantes” que incluían “referencias al color” de Patrice Evra, según informó hoy la federación inglesa en un comunicado.

Luis Suárez, que tiene derecho a apelar contra esta decisión, fue acusado por Evra de dedicarle comentarios racistas en el partido Liverpool-Manchester United en diez ocasiones, según aseguró el jugador galo a una televisión de su país.

Además, Suárez era investigado por la FA por un posible gesto obsceno al público en un partido jugado a comienzos de este mes por el Liverpool frente al Fulham, por hacer una peineta cuando los “reds” perdían por 1-0 frente al Fulham londinense, el pasado día 5.

El Liverpool a través de su página web ha declarado que apelará esta sanción ya que encuentra “extraordinario” que la FA haya encontrado culpable a Suárez “por la palabra de Evra, cuando ninguno de sus compañeros en el Manchester United ni ninguno de los colegiados escuchó la conversación entre los dos jugadores”.

Avatar of LovingFutbol

De escudos y lealtades

febrero 21, 2011 in Blog de LovingFutbol

aficionados futbolEn una entrevista a Bob Dylan llevada a cabo en 2006 por parte del escritor brooklyniano Jonathan Lethem, el cantautor respondía de esta forma ante la pregunta: ¿Cuál es el equipo favorito de béisbol de Bob Dylan? “El problema con los equipos de béisbol es que los jugadores son traspasados, y sea cual sea tu equipo, siempre hay un par de jugadores que te gustaban en tu equipo y que ya no están. Así es difícil que ese equipo siga siendo tu equipo favorito.”

Salvando las distancias, obvias y evidentes, entre los juegos del béisbol y del fútbol, entre la estructura cerrada de las ligas americanas y la estructura abierta del fútbol europeo, y el sistema de franquicias frente al origen histórico de los equipos europeos, arraigado en las ciudades, la reflexión del gran Bob Dylan no debería caer en saco roto.

padre e hijoLa identificación con unos colores futbolísticos se fragua en la infancia. Creo que en esto nadie me llevará la contraria. En familias profundamente futboleras existen dos vías de transmisión de este legado doméstico: o te haces del equipo de tu padre (la más común) o te haces del equipo enemigo acérrimo del del progenitor (caso algo más extraño, pero fehacientemente documentado en casos que conozco de primera mano). En estos casos, la lealtad a los colores permanece prácticamente inalterada a lo largo del tiempo. Es aquí cuando es aplicable la máxima de Fontanarrosa en la que se afirma que es posible cambiar de mujer, de casa o de sexo, pero nunca de equipo de fútbol.

Otra vía de acercamiento al fenómeno futbolístico es el de aquellos en cuyas familias no se vive el fútbol pero caen enamorados por el juego y su evidente atractivo mediático. Normalmente estos niños y niñas se decantan por equipos ganadores cuyos éxitos coinciden con ese periodo vital. Aquí es donde, al no existir una profunda raigambre en su afición, es factible cambiar de equipo. La respuesta de Dylan apunta a uno de los problemas que nos empezamos a encontrar en los últimos tiempos. La pérdida de esencia de muchos equipos europeos. Desde la aparición de la Ley Bosman, el número de transacciones entre clubes se ha incrementado de forma exponencial, convirtiendo algunos equipos en caricaturas de lo que fueron. Estas deformaciones en la esencia de los mismos ha traído, en casos contados, éxitos impensables, pero en su mayor parte lo único que han conseguido es devaluar el valor sentimental de esos clubes y enmascarar su verdadera esencia. Equipos como el Arsenal, Chelsea o Liverpool se han visto copados por jugadores no británicos, cambiando su fisonomía de forma radical y, en muchos casos, sin retorno posible.

En España, el Atlético de Madrid y, en menor medida, el Real Madrid también están en una situación parecida. La esencia de esos clubes se difumina de forma radical cuando la incorporación de nuevos jugadores está condicionada por el entrenador elegido. Los técnicos franceses fichan jugadores franceses, los españoles, españoles y los portugueses más de lo mismo.

niño fanatico¿Y qué puede hacer el aficionado? El que lo es desde su tierna infancia y aquejado del síndrome Fontanarrosa, lo tiene complicado. Sufrir y llevar hasta las últimas consecuencias su lealtad. Pensar que el escudo es lo único que realmente mantiene en sí mismo, encerrado en ese esotérico logotipo, la esencia de lo que son sus colores tan queridos. El que eligió como equipo a aquel que en la época remota de su infancia era campeón, ve una salida de emergencia. Puede cambiar de equipo, a sabiendas de que su arbitraria decisión de entonces no quedará lesionada ni mermada por su nueva querencia. Huelga decir que mi forma de sentir es muy contraria a este fandango de compras y ventas. Cantera, cantera y cantera.

Francisco García

Avatar of LovingFutbol

Profesionales con su corazoncito

febrero 7, 2011 in Blog de LovingFutbol

fernando torres liverpoolEl reciente traspaso de Fernando Torres al Chelsea desde el Liverpool, por la “módica” cantidad de 58 millones de euros, no debería extrañar a los aficionados más allá de lo que implica un movimiento de capital de tal magnitud en los duros tiempos económicos que vivimos. Y así sería también en mi caso si no se produjera la típica declaración que, una mente como la mía, acostumbrada al análisis y la lógica (soy matemático, ¡qué le vamos a hacer!), rechaza de plano como admisible.

La declaración de marras la hizo Fernando Torres en la presentación oficial del fichaje por su nuevo equipo. Preguntado por los periodistas sobre su posible aparición en el encuentro del domingo entre Chelsea y Liverpool (casualidades del calendario, les hace enfrentarse justo tras la noticia del fichaje), y poniendo énfasis en qué haría si marcaba un gol. Torres hizo una muesca más en el rifle de la estupidez advirtiendo que por respeto a su antiguo equipo no celebraría el gol. Incomprensible. Al menos para mí.

gol no festejadoMe explico. Vayamos por partes. Mientras no se me diga lo contrario, hablamos de fútbol profesional. Mientras no se me rectifique, los jugadores firman contratos que nunca, o casi nunca se cumplen tal como fueron firmados, ya en los términos de su duración o en las cantidades a percibir, así como en las cuantías de las cláusulas de rescisión. Mientras no se me corrija, los jugadores más brillantes, hábilmente asesorados y representados por sus agentes, suelen ponerse tristones en los equipos a los que pertenecen, creando un clima donde la palabra chantaje es la única aceptable. Me vienen a la cabeza situaciones como las de Makelele en el Madrid, Ibrahimovic en el Barça o Ayala en el Valencia.

Resumiendo. Son profesionales y van allá donde la paga es mejor y más alta, si a ello se le suma un horizonte de posibles éxitos deportivos, la combinación es explosiva. Equipos que aspiran a llevar sus colores a las más altas cotas de la gloria deportiva empeñan sus sociedades, hipotecan su futuro y contratan a figuras futbolísticas con la promesa virtual de ser piezas única y claves para la obtención de esos éxitos deportivos tan anhelados. Por tanto, ¿a quién debe el futbolista profesional respeto? ¿A quien le pagó en el pasado o a quien lo hace en la actualidad a costa de unos esfuerzos económicos que harían temblar a muchas factorías y compañías multinacionales? Para mí, la respuesta es evidente y no admite matices. Quien paga merece todo el respeto. Si marca un gol Fernando Torres debe celebrarlo con la misma alegría que su nueva hinchada.

Recuerdo como uno de los momentos más tristes de la moderna historia de mi club, el Valencia C. F., el día en el que un fichaje de campanillas, el ruso Valery Karpin, traído al precio astronómico de 1.000 millones de pesetas, logró marcar uno de los pocos goles que convirtió con el equipo de Mestalla. Fue en San Sebastián contra la Real Sociedad, a la sazón, si no recuerdo mal, un gol que nos dio el partido. El bueno de Karpin respetaba tanto a su antiguo equipo que no tuvo reparos en no celebrar el gol. Un gol que nos salió a un precio de casi un poco más de 100 millones de pesetas, dado que en su única temporada marcó sólo 9 goles.

gol no celebradoLos profesionales tienen su corazoncito, me parece fenomenal, deben tenerlo. Son seres humanos de carne y hueso. Deben demostrar su querencias, pero en privado. Mientras representen a un club y sean pagados por él, deben ser consecuentes con la profesión elegida y ofrecer todo a su hinchada, los verdaderos contribuyentes a sus abultadas cuentas bancarias. De ahí a besarse el escudo hay un línea delgada que se traspasa con demasiada alegría, pero de eso hablaré en otra ocasión.

Francisco García

Avatar of LovingFutbol

Torres pasa del Liverpool al Chelsea: De figura a traidor

febrero 1, 2011 in Noticias Fútbol de LovingFutbol

escudos blues reds

Torres se cambia de bando

Fernando “el Niño” Torres (o “The Kid”, como lo habían apodado en Inglaterra), ha hecho algo que es considerado por cualquier fanático de un equipo una total traición: pasarse al equipo rival.

Después de un exitoso paso por el Liverpool, por el que había sido considerado por el “Times” como uno de los 50 mejores futbolistas del club, Torres abandona a los “reds” para jugar en los “blues” de Stamford Bridge, en el Chelsea de Carlo Ancelotti.

Según imágenes de la cadena Sky, aficionados fanáticos del equipo rojo han quemado camisetas con el “9″ en reacción a la noticia. Parece que ya no le dedicarán el mítico lema del Liverpool, “Nunca caminarás solo”.

Avatar of LovingFutbol

Pepe Reina sobre el Barça – Madrid

noviembre 23, 2010 in Noticias Fútbol de LovingFutbol

reina liverpool

Pepe Reina

El portero del Liverpool inglés, quien ha lanzado recientemente un libro llamado “El mundo en nuestras manos”, ha dado su pronóstico acerca del clásico español del lunes próximo, que enfrentará a los culés y los blancos.

Según Reina, será un partido igualado y con pocos goles. Y con respecto a dos de las figuras más destacadas de cada equipo, el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, no se decanta por ninguno aunque admite ver como un jugador más completo a “La Pulga”.

El clásico se jugará el próximo lunes 29 de noviembre a las 21:00 horas, luego del cierre de urnas de las elecciones catalanas del domingo y en medio de la polémica por la sanción al entrenador luso José Mourinho.

Avatar of LovingFutbol

La remontada del Liverpool

noviembre 8, 2010 in Noticias Fútbol de LovingFutbol

fernando torres liverpool

"El niño" Torres

El equipo de Hodgson derrotó a su eterno rival, el Chelsea FC, ganándole por 2-0 en el estadio Anfield. En la cuarta victoria consecutiva del Liverpool, se lució el autor de los dos goles, el español Fernando Torres, al que han apodado “The Kid” (El Niño). La estrella de los “Blues”, Didier Drogba, poco pudo hacer cuando entró en el minuto 46.

Los “Reds” habían estado en el ojo del huracán desde que Roy Hodgson hizo comentarios negativos acerca del estado en el que se encontraba el club a su llegada, en reemplazo de Rafa Benítez. Recientemente, se ha disculpado con el actual entrenador del Inter.

Por otra parte, el árbitro Howard Webb volvió a destacar por sus fallos, al no pitar un penalti sobre Maxi en el minuto 92.

Avatar of LovingFutbol

En tierras lejanas

septiembre 17, 2010 in Blog de LovingFutbol

Como en casa en ningún sitio. Es algo que resulta a veces complicado en el mundo del fútbol. Los jugadores son como hijos de padres divorciados. Hoy aquí, mañana allí, y pasado ya veremos. Fichajes, traspasos, cesiones… Los futbolistas cambian de hogar y de país (en muchas ocasiones) cada vez que cambian de camiseta. ¿Y a qué clubes van a parar? Grecia, Inglaterra o Alemania son los principales destinos de acogida de nuestros cracks del balón.

Inglaterra. La Premier League. La máxima competición. Se trata de un torneo con una reputación prácticamente intachable, una liga que siempre ha estado en lo más alto del fútbol internacional. Cuatro equipos ingleses han levantado la Copa de la Champions: Manchester United, Liverpool, Aston Villa y Nottingham Forest. Nuestro querido niño Torres es The Kid para los hinchas del Liverpool y tiene la suerte de compartir vestuario con dos compatriotas; el delantero y reserva Pacheco y el portero más dicharachero de todos los tiempos, Pepe Reina. Y, hasta hace tan sólo unos meses, bajo las órdenes de Rafa Benítez. El fútbol inglés consta de un juego rápido y práctico donde Torres encajó, desde el primer momento, a la perfección.

Cabe nombrar al centrocampista y capitán del Arsenal, Cesc Fábregas, catalán de pura cepa, quien ha dicho en varias ocasiones que le gustaría desplazarse a Cataluña para jugar en el Barça, donde inició su carrera futbolística. Pero, un contrato es un contrato y parece ser que Cesc todavía tendrá que esperar ya que Wenger no quiere dejarle escapar. Y es que nuestros futbolistas están muy bien cotizados en el panorama del fútbol europeo.

Algunos de ellos no acaban de cuajar en sus clubes de destino y es que son muchos cambios; nuevas costumbres, nuevos compañeros, idiomas desconocidos e inentendibles en algunos casos, lejos de casa y de la familia. Habrá que ver cómo se desenvuelve Raúl con el alemán. A Silva, ex valencianista recién aterrizado en el Manchester City, le está costando mucho adaptarse al cambio, y no ayuda mucho que el míster le deje en el banquillo. Es curioso como un campeón del mundo puede acabar de reserva en un club extranjero, a veces las exigencias no son las mismas.

El Mar Egeo es otro de los destinos más reclamados por los jugadores españoles. Antonio Calzado, director manager de fútbol del Aris confiesa que en Grecia “el fútbol es una religión” y añade que “a veces es desmesurado el fanatismo que hay”. El estilo de juego griego se caracteriza por el repliegue, la presión y un contraataque rápido y efectivo, más similar al estilo italiano que al español. Pero, de todo se aprende; conocer y practicar el fútbol que se hace en el resto de Europa es siempre una experiencia provechosa. Como dice Luís Aragonés “salir fuera y competir en otras ligas nos ha venido muy bien”. El club Olympiakos acoge en su plantilla a Valverde, Raúl Bravo, Urko Pardo, Albert Riera y Óscar González. Tal vez, a nosotros los españoles, no nos suenen mucho estos nombres, pero la mayoría de ellos son grandes fichajes para el fútbol griego.

Gracias al fútbol extranjero, algunos españoles han visto despegar su carrera de manera que su cotización en España ha subido como la espuma. Otros acaban abandonando su patria para terminar su etapa profesional en otra liga. Desde aquí, espero que nuestros ases del fútbol sean tratados como se merecen, con profesionalidad y amabilidad. E igualmente añado que todo futbolista extranjero que aterrice en cualquier club español sea recibido con los brazos abiertos para que siempre le acompañe el fútbol español en su corazón. Bichos raros hay en todos sitios, pero decirle a Victoria Beckham, esposa del archiconocido jugador David Beckham, que España no huele a ajo y que, en el caso de que esa suprema tontería sea cierta, debería probar el alioli que está para chuparse los dedos.

Carla-LovingFutbol

Avatar of LovingFutbol

Argentina 4 – España 1: La reivindicación y la caída

septiembre 8, 2010 in Blog de LovingFutbol

Se veía venir. Por lo menos, esta argentina tenía fe. Quizás era el hecho de que España, desde el principio, no jugara con su arquero estrella, Iker Casillas. También el hecho de que un amistoso no tiene la presión de un partido mundialista, por más que se juegue contra el más reciente campeón. Y claro, el primer comentario por parte de muchos españoles: “no estaba Maradona”.

En una mirada global, los dos equipos se repartieron el buen juego, al igual que varias faltas y tarjetas amarillas. En la primera mitad, Argentina dominó completamente, ante una España que, en porteño puro, “se comió” 2 goles en 15 minutos y uno más 15 minutos después. Les costó remontar, y lo hicieron especialmente en el segundo tiempo, donde el equipo ya no tenía a muchos de sus jugadores más destacados, como Silva, Iniesta, Villa y Fábregas. Aunque se sabía que Del Bosque quería darle minutos a casi todos los jugadores, el cambio de Reina por Valdés era necesario, después del resbalón del arquero del Liverpool que recordó al enorme error del inglés Green en Sudáfrica 2010.

Lo mejor de Argentina esta vez no fue la hinchada, sino la carrera que parecían estar jugando los delanteros albicelestes, quienes tuvieron el placer de marcar un gol cada uno en elMonumental” de River. Messi, que demostró mucho durante el partido, se dio el gusto de anotar el primero, y besó mil veces el escudo de su camiseta. (No era necesario, Leo, ya sabemos que estás orgulloso de ser argentino). El “Pipa” Higuaín, infaltable, clavó el segundo con una calidad impresionante y Tévez, aprovechando el resbalón de Reina, sentenció con el tercero.

España, hay que reconocerlo, tuvo mucha mala suerte. Tres tiros dieron en los palos sin lograr el gol hasta que Llorente, en el minuto 84, metió “el del honor”. Pero el “Kun” Agüero, el que faltaba, le dio a Argentina el cuarto, para lograr una victoria que reivindicó a este gran equipo, que había recibido la misma cantidad de goles en su partido despedida del Mundial.

Volviendo a Messi, “La Pulga” se ganó quizás un poco más del respeto y admiración que se venía mereciendo por parte de sus compatriotas. Se retiró con aplausos cuando D’Alessandro, que hacía años que no vestía la albiceleste, lo reemplazó hacia el final. Sin Maradona al mando, será cuestión de ver si le es más fácil alejarse de la sombra del “10” para destacarse cada vez más y lograr, junto con sus compañeros, el sueño argentino más grande, el de levantar esa copa por tercera vez en la historia.

España no se jugaba tanto como Argentina, aunque muchos españoles lo han sentido como una fuerte derrota, especialmente por la diferencia de goles en el resultado final. Por otro lado, Argentina necesitaba mucho una demostración de este tipo. Ganar, en casa, jugando bien, al campeón del mundo. España acaba de ganarlo todo, Argentina sueña con conseguirlo.

Romy-LovingFútbol

Avatar of LovingFutbol

Solitarios bajo el larguero

agosto 31, 2010 in Blog de LovingFutbol

De niños, a todos nos gustaba jugar de delantero en el partido de fútbol que se improvisaba cada día en el patio del colegio. El puesto de portero, casi siempre (y mira que los niños pueden ser diablillos), quedaba reservado al gordito de la clase, al empollón, o al que no corría mucho. Sin embargo, los niños que un día fuimos hemos aprendido, con el tiempo, que la posición de portero es una de las más complicadas dentro del campo. Guardar la portería requiere de unas características, tanto físicas como psíquicas, determinadas.

De las físicas, el portero ideal tiene que ser alto para parar aquellos balones que vuelan por encima de su cabeza endirección a la red; tiene que ser corpulento para intimidar al delantero y para empequeñecer la portería. Porque, qué grande le parece la portería al portero, y qué pequeña es para el delantero… Y sobre todo, tiene que tener buenos reflejos. El portero tiene una vida profesional más larga, suelen ser más mayores que cualquier otro jugador, y a pesar de lo que se pueda creer, la experiencia y la edad, en este caso, son un punto a favor para el equipo. Sálvese De Gea de esta norma: un crack en su portería, a punto de cumplir los 20 años, el joven guardameta del Atlético de Madrid fue preseleccionado para formar parte de los convocados para el Mundial. Finalmente, no pudo ser, y es que De Gea tenía grandes competidores. Iker, Reina y Valdés fueron los elegidos y formaron parte de los 23 españoles que lograron traerse a España la Copa del Mundo.

Sin embargo, las condiciones psíquicas requeridas para jugar de portero transforman a este jugador en todo un artífice dentro del campo y en un jugador clave a la hora de frenar un ataque del adversario. Necesita tener dotes de mando para colocar a sus diez compañeros restantes en el sitio adecuado ante una jugada ofensiva del equipo contrario o ante un lanzamiento de falta. Requiere de una fortaleza mental excepcional, el portero tiene que estar concentrado los 90 minutos del partido, no se le puede notar el cansancio que llega a soportar, sobre todo en un cara a cara con el delantero. El arquero tiene que ser inteligente y pícaro. Sus entrenadores les aconsejan que, ante el lanzamiento de un penalti, realicen una serie de muecas o gestos que puedan desconcentrar e incomodar al adversario. Ser portero tiene mucho de psicológico y deben conocer a sus adversarios al dedillo. Reina, portero del Liverpool, le chivó a Casillas por qué lado iba a disparar Cardozo, el delantero paraguayo, en el partido de Cuartos de Final del pasado Mundial. Nuestro capitán tuvo el humilde gesto de reconocer que si lo paró fue gracias a Reina, gracias a los conocimientos de este portero guasón que se toma muy en serio su trabajo y se implica a la hora de estudiar a cada uno de sus contrincantes. Izquierda o derecha. Realmente complicado.

Los porteros se diferencian del resto del equipo. A primera vista, visten una camiseta diferente. Casillas impuso la moda de la camiseta de manga corta, se cortaba las mangas para sentirse más cómodo en los partidos hasta que le confeccionaron una camiseta de manga corta como dios manda. Dicen que los colores chillones benefician al portero y asustan al delantero; un estudio de la Universidad de Chichester en Inglaterra concluye que los arqueros que visten de rojo detienen más penaltis que los que utilizan camisetas de cualquier otro color. El rojo intimida y el guardameta aprovecha cualquier indicio con tal de parar un gol. Angél Comizzo, ex portero de River de Argentina, dijo en su día: “el sueño de cualquier pibe es cobrar el gol de la victoria en la última chance, el mío siempre fue jodérselo”.

Desgraciadamente, los porteros suelen estar a la sombra de los éxitos de su equipo, nunca podrán sumar un gol en el marcador, ni ser la estrella en la final de una competición importante, y si no que se lo digan a Iniesta, cuyo renombre se ha visto revalorizado tras la final del Mundial de Sudáfrica gracias a su gol de la victoria. Sin embargo, los guardametas están en el centro de las críticas cuando cometen un fallo. En una tanda de penaltis, pueden pasar de la gloria al fracaso en cuestión de minutos, de ser héroes a ser villanos. Todos criticamos sus errores, aunque, con el paso del tiempo, la figura del portero ha recobrado importancia y, en algunos casos, hasta se han ganado el cielo: San Iker, el maestro de las paradas, el capitán de la Selección, popular, querido por todos y con un palmarés difícilmente superable.

Seguramente, muchos de ellos han acabado bajo la portería sin quererlo. Víctor Valdés, actual defensor de la meta del Barça, confesó en el programa Informe Robinson, que estuvo a punto de abandonar en varias ocasiones, no le gustaba ser portero, tenía “pánico a fallar”, pero gracias a la insistencia de su padre y de su hermano, Valdés continuó en el mundo del fútbol y ahora es uno de los más grandes bajo el larguero. Y es que cuando alguien está hecho para parar goles nada debería impedírselo. Gracias a ellos, el fútbol es alivio y, en otras ocasiones es alegría, rabia o decepción. En cualquier caso, el portero nos hace sufrir pero no podríamos vivir sin él.

Carla-LovingFutbol

Avatar of LovingFutbol

Rafa Benítez, cosechando éxitos

agosto 2, 2010 in Blog de LovingFutbol

Nacido en el Madrid de 1960, Rafa Benítez, fue en sus inicios jugador de fútbol. Su historia como profesional comienza como centrocampista. Tras unos cuantos años corriendo detrás del balón, Benítez, decide colgar las botas, y cambia el terreno de juego por el banquillo, convirtiéndose en entrenador de la cantera del Real Madrid.

Tras este período, se incorporó a las filas del Real Valladolid (1995-96) y posteriormente al Osasuna. También entrenó al Extremadura, equipo que subió a primera división, aunque volvió a descender. Su última hazaña había sido subir al Tenerife a la máxima categoría.

Por aquel entonces, (temporada 2000-01), el Valencia estaba buscando entrenador. Para sorpresa de todos, el puesto recayó en Benítez; un desconocido. Un hombre que apenas tenía experiencia en primera división, pero que empezaba a destacar.

Durante su estancia en Valencia, Rafa Benítez, desató los enfados de la afición. A pesar de todo ello, y de un mal comienzo, Benítez, proclamó al Valencia campeón de Liga. En apenas 3 años, consiguió dos ligas y una Copa de la UEFA.

Después de tres años en la capital del Turia, Benítez abandonaba entre lágrimas las riendas del Valencia, porque la entonces directiva del club blanquinegro, no supo apreciar el magnífico trabajo que había logrado.

Tras su paso por el coliseo valencianista, su destino le llevó al Liverpool. Allí ha permanecido como entrenador hasta este mismo año, y donde gracias a su constante dedicación -y especialmente sus métodos de entrenamiento-, también cosechó numerosos éxitos con el equipo inglés, tales como la Champions del 2004-05, la Super Copa de Europa y la Copa de Inglaterra, (la FA Cup) en 2006.

El pasado 8 de junio se confirmaba su fichaje como entrenador del Inter de Milán, tras la marcha de Mourinho al Real Madrid, por las próximas dos temporadas. De momento, su dirección en el banquillo italiano ha comenzado con buen pie, tras golear 3-0 al Manchester City en un amistoso.

Desde loving futbol, le deseamos que siga cosechando muchos éxitos.

Laura-LovingFutbol