Las voces del fútbol

agosto 13, 2010 in Blog de LovingFutbol

“En España, todos sabemos ser médicos y entrenadores de fútbol”. Esto es lo que solía decirnos un profesor de la Facultad de Periodismo. Lo de la automedicación ya es una práctica extendida en todo el país: cuántas veces hemos dicho eso de “tómate una aspirina” o “te vendrá bien este jarabe para la tos”. Cualquiera de nosotros se ve en la capacidad de ejercer de médico y recetar cualquier medicamento sin sofocarse.  Y ni tan siquiera nos paramos a leer el prospecto.

En cuanto a lo de considerarnos unos magníficos entrenadores y comentaristas de fútbol (que es lo que nos interesa), también es una mala costumbre española. ¡Qué fácil resulta comentar las pifiadas de los jugadores o resumir un partido en un par de jugadas! Sin embargo, los técnicos del fútbol y los periodistas deportivos son los que tienen la capacidad de hacerlo, mal que nos pese.

Me remontaré unas décadas atrás para ilustrar con nombres y apellidos los inicios del periodismo deportivo, especialmente el futbolístico, en España.

Imprescindible citar a Matías Prats Cañete, una de las voces más conocidas de la radio en España. Fue un destacado periodista por ser la voz del NO-DO, por su reconstrucción del famoso gol de Zarra en el Mundial de Brasil de 1950, por su capacidad de transformar las palabras en imágenes, por su inagotable e inmejorable léxico, por sus conocimientos de fútbol… Por ser uno de los pioneros en este mundo tan polémico, hoy en día, como es el periodismo deportivo.

Años más tarde, varias emisoras de radio tuvieron el honor de contar con José María García, Supergarcía aterrizó en la Cadena SER y se paseó también por Onda Cero y la COPE. Valiente, polémico, querido por unos y detestado por otros, precursor de muletillas como “abrazafarolas, corre ve y dile, cantamañanas, chupóptero, bulto sospechoso” que se escucharon por todos los rincones del país durante los ochenta y los noventa. José María García tuvo la osadía de enfrentarse al presidente de la Federación española de Fútbol, Pablo Porta, por su carácter derrochador y su insensatez. “Pablo, Pablito, Pablete”, como le llamaba él, se convirtió en uno de los motes más famosos de la época.

Y llegó José Ramón de la Morena. Gran comunicador que desbancó a José María García del liderazgo de la radio deportiva nocturna con el programa que dirige en la Cadena SER, desde sus inicios en 1989, El Larguero. José Ramón fue el que innovó en la manera de contar el fútbol invitando a expertos a comentar los partidos desde la emisora y ampliando la cobertura de la noticia futbolística con periodistas a pie de campo, en el banquillo, en las gradas, a las afueras de los estadios…

En televisión, cabe destacar la labor que hizo y continúa haciendo Canal Plus. Josep Pedrerol y Robinson se embarcaron en un proyecto que, a la larga, ha sido un ejemplo a seguir dentro del periodismo deportivo. Y es que fueron ellos los que introdujeron las previas de los partidos; conectaban una hora antes y preparaban el ambiente con noticias y curiosidades acerca de los jugadores o los equipos que iban a pelear en el campo. Hoy en día, la práctica de las previas se ha extendido a otras competiciones como, por ejemplo, la Fórmula 1.

A lo largo de todos estos años, el periodismo futbolístico ha evolucionado. Hoy en día, en los informativos de deportes se busca la polémica, la noticia que conquiste a la audiencia, pero también se ha mejorado en la calidad de la información en las retransmisiones.

Los medios de comunicación contratan a expertos y técnicos del mundo del fútbol que acompañan a los periodistas en sus retransmisiones. Maldini, un empollón de jugadores, se las sabe todas, puede hablar sobre cualquier jugador del mundo y compararlo con alguno que todos conozcamos. Se tiende a buscar la opinión del profesional del fútbol; jugadores retirados y entrenadores aportan y complementan la información del periodista. Destaco a Salinas, Lopetegui, Michel, Camacho (muy pasional) o Quique Sánchez Flores, entre otros.

Sin embargo, como amante de la profesión periodística que soy, creo que las cosas pueden hacerse mejor y que todos los equipos deben tener cabida en los medios. Se busca la noticia de Real Madrid o del Barcelona (por insignificante que sea), despreciando o, simplemente ignorando, equipos y competiciones que aman el fútbol tanto como los galácticos o los culés. Pero, ya se sabe, la audiencia manda y los aficionados de los dos grandes superan con creces a los forofos del Mallorca o del Betis… Así es el fútbol y así se lo hemos contado.

Carla-LovingFutbol